Aerolíneas Colombianas Desaparecidas

Índice del Artículo

Aerovías Ramales Colombianas - ARCO
Reseña Histórica:


Aerovías Ramales Colombianas fue fundada el 30 de Octubre de 1939 bajo el liderazgo del Capitán Hans Hoffmann, el Capitán Fritz Herzhauser y un grupo de técnicos alemanes. Hans Hoffmann era un aviador y marino alemán, quien había desembarcado en Santa Marta por 1928. Nacido en Breslau, había venido a Colombia contratado por la SCADTA, habiendo obtenido los títulos de oficial en la Escuela de Cadetes del Ejercito Real Prusiano y de Capitán en la Escuela Marina Mercante y finalmente aviador de la Escuela Alemana de Aviación.

Alcanzó a pilotear los Junkers de la Deutsche Lufthansa antes de buscar nuevos horizontes en América. Hoffmann fue pionero cono Piloto de los Junkers F-13 en las rutas interoceánicas de SCADTA entre Barranquilla y Buenaventura, siguiendo el litoral atlántico hasta Urabá, continuando por las poblaciones sobre el río Atrato y continuando por el litoral pacífico. Gozaba de gran aprecio entre sus compañeros, pero a raíz de algunas diferencias con el Dr. Von Bauer, gerente de la SCADTA, decidió retirarse para aventurarse de una manera independiente a la actividad de la naciente aviación comercial.

Hans Hoffmann se había nacionalizado en Colombia y era buen amigo del Presidente Eduardo Santos. Se había casado con Martha Arango, una dama perteneciente a la alta sociedad antioqueña e hija del Ministro de Guerra José Domingo Arango. Fue precisamente su suegro quien le facilitó el dinero para iniciar las operaciones de una nueva empresa de aviación. Con base operacional en la ciudad de Villavicencio, ARCO inicialmente se dedicó a explorar la región de los Llanos Orientales, pero pretendía crecer en el futuro para abarcar todo el territorio colombiano. Adquirió inicialmente un avión biplano Beechcraft Modelo 17, con matrícula C-48. Mas adelante adquirió dos aviones Ford, un monomotor modelo 8-AT, el “Santander”, comprado a una firma norteamericana dedicada a la exploración de oro en la región de Iscuandé en el litoral del pacífico colombiano. En 1940 se adquirió un Trimotor perteneciente a la South American Gulf Oil Company, el “Bolívar” con matricula C-204.

Con estos aviones, el Capitán Hoffmann logró establecer una red de servicios a las comunidades al oriente de Villavicencio hasta las mas lejanas poblaciones fronterizas de Arauca y Puerto Carreño, en la frontera con Venezuela. Hoffmann quería penetrar los mercados donde no estuvieran ni SCADTA ni SACO. Los Ford fueron modificados y se les instalo una compuerta en el techo del fuselaje para poder cargar cajas de gran tamaño con ayuda de grúas rudimentarias. Esta misma técnica había sido implementada por Lowell Yerex, quien volaba una gran flota de aviones Trimotor Ford en Centroamérica. De esta forma se lograron transportar cargas hasta de dos toneladas de la mas diversa índole. Adicionalmente a la gran variedad de mercancías transportadas en sus aviones, Hoffmann se destaco por ser el primer transportador de ganado cebú en pie a los diferentes hatos de la región. Esta raza recientemente importada desde Asia, resulto ser la mas adecuada para crecer en estas regiones del país donde impera un terreno y climas tropicales. Entre los pocos pasajeros transportados se incluía personal gubernamental, militar y policías de relevo a las comunidades fronterizas del país. Su presencia en esos sitios era de vital importancia para la seguridad nacional y el personal de ARCO conocía perfectamente la situación.


Hans Hoffmann en el centro, y su Beechcraft Staggerwing 17
Foto: Colección Familia Hoffman vía Jaime Escobar


Habiéndose fusionado SCADTA con SACO en 1940 para crear AVIANCA, todo el personal alemán había sido obligado a retirarse de la aviación comercial y fue reemplazado por personal norteamericano y colombiano, bajo la supervisión de la Pan American Airways, que a su vez servía de instrumento del Departamento de Estado de los Estados Unidos. El gobierno norteamericano aduciendo a motivos de seguridad nacional en la Zona del Canal de Panamá, presionó al gobierno colombiano para evitar que el personal alemán despedido de Avianca se reagrupara de nuevo bajo la organización de ARCO. Para prevenir cualquier intento de reorganización de los Pilotos y Técnicos alemanes, el embajador norteamericano en Colombia, pidió a Washington que se prohibiera la venta de aviones, repuestos y equipos a particulares en Colombia sin previa aprobación de la embajada. Por ese entonces se rumoraba que los técnicos de ARCO estaban construyendo campos de aterrizaje en sitios estratégicos en el oriente colombiano, los cuales podrían ser utilizados por los grandes bombarderos alemanes, que procedentes del Brasil, podrían llevar un posible ataque al Canal de Panamá.

Finalmente, capitulando a las presiones del Departamento de Estado, el gobierno colombiano auspició la compra por parte de Avianca de los activos de ARCO. La negociación final se firmo el 26 de abril de 1941. Así desapareció la empresa, la cual fue absorbida en su totalidad, incluyendo propiedades y Aviones. Además se impuso la condición de que ninguno de los propietarios de origen alemán se entendería de ningún modo con la actividad de aviación civil o comercial en el país en el futuro.

Esta situación cambió años después de concluida la Segunda Guerra Mundial y la rendición de Alemania a los Aliados.

Hans Hoffmann continúo con su sueño de empresario. Primero obtuvo la representación en Colombia de la Cessna. Los aviones livianos empezaban a ser populares entre los hombres de negocios del país. Hoffmann personalmente, junto con sus hijos Marlene y Billy los traían en vuelo desde la planta de Wichita, Kansas. Marlene era una de las tres primeras mujeres colombianas en obtener licencia de Piloto. No menos de 160 aviones de los modelos 170 y 180 fueron traídos vía Centroamérica en ese entonces. Mas adelante, en la vasta región de los Llanos Orientales y a finales de los años 50 fundó la que se denomino Aerovías Hoffmann, una aerolínea de carga exclusivamente que operó con aviones Fairchild C-82 Packet. Fue también gestor de Aerotaxi, la subsidiaria de Avianca y fue socio fundador del Aeroclub de Colombia en Bogotá. Además fue socio fundador de la primera compañía de aviación agrícola en el país, Colombiana Aeroagrícola y Trabajos Especiales CAYTA, que operó inicialmente en Girardot, Neiva y Ambalema.

Hans Hoffman falleció en diciembre de 1991 dejando un legado como uno de los verdaderos pioneros en los anales de la aviación civil y comercial de Colombia.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS


Suscríbete a nuestro newsletter semanal gratuito y mantente al día con la actualidad aeronáutica del mundo y la región.

Tienda Aeronáutica - Productos Destacados

Gafas Piloto Aviador American Optical

Gafas Piloto Aviador American Optical

Gafas de Piloto Aviador American Optical Usadas por millones de milita..

$290,000

Póster afiche Vintage Avianca Colombia (23 x 30.5cm)

Póster afiche Vintage Avianca Colombia (23 x 30.5cm)

Póster de Colección Avianca - Jamaica y Colombia V&iacut..

$60,000

Feeds RSS Aviacol.net


Suscríbase a nuestros Feeds de noticias y contenido de interés

Publicidad