Miembros

Jue07312014

Última ActualizaciónMié, 30 Jul 2014 5pm

Búsqueda - Encuentre Vuelos, Tiquetes, Pasajes, Información Aeronáutica

Búsqueda personalizada
Back Está aquí: Inicio Aviarticulos Artículos Históricos Los Douglas DC-4 de Avianca

Los Douglas DC-4 de Avianca

Índice del Artículo

DC-4 de Avianca
Fue en mayo de 1946 cuando el primer Douglas DC-4 con matrícula colombiana C-112, llegó al aeropuerto de Techo en la ciudad de Bogotá.  Este era el primero de seis unidades adquiridas por la aerolínea nacional, transferidos de la Pan American Airways.  Era el comienzo de una era en la cual AVIANCA, habiendo llegado a un acuerdo con la misma Pan American, retomaba las rutas internacionales, aprovechando los derechos de tráfico adjudicados a la aerolínea colombiana en los primeros convenios de transporte aéreo firmados por nuestro país.  Fue también el comienzo de un largo proceso en el cual AVIANCA se logró posicionar como empresa líder de la industria del transporte aéreo en América Latina y en el contexto internacional. Junto con el C-113 y el C-114, los aviones fueron bendecidos el 15 de septiembre de ese año el aeropuerto de Techo por el Arzobispo Primado de Colombia, Monseñor Perdomo en ceremonia presidida por el gerente de AVIANCA, don Martín del Corral. 
 
Douglas DC-4 de Avianca
Douglas DC-4 volando sobre la Sabana de Bogota
Foto: Revista Cromos. 21 de Septiembre de 1946


Monseñor Perdomo bendice los Douglas DC-4 de Avianca
Monseñor Perdomo bendice los Douglas DC-4 de Avianca
Foto: Revista Cromos. 21 de Septiembre de 1946


Los DC-4, también denominados C-54 en su versión militar, habían sido construidos durante la Segunda Guerra Mundial como transporte de tropas y carga, pero al terminar la guerra, fueron adecuados para el transporte de pasajeros. Estos “verdaderos titanes del aire” estaban propulsados por cuatro poderosos motores de 1.450 caballos de fuerza cada uno y tenían un radio de acción de 5.776 kilómetros de vuelo continuo.  Aunque no eran presurizados, venían acondicionados con 54 confortables sillas, cortinas en las ventanillas y ventiladores, además de galleys para preparar sencillas comidas a bordo. Con la llegada de los DC-4, AVIANCA ofrecía al público un importante aumento de capacidad transportadora y le permitía ofrecer un servicio más de acuerdo con el desarrollo del país, su tráfico aéreo y exigencias de los pasajeros. Los primeros DC-4, empezaron a servir las rutas desde Bogotá a Barranquilla, Cali y Medellín, donde los aeropuertos estaban preparados para recibir estos aviones de gran tamaño para ese entonces. Se estableció también la implementación del personal de servicio a bordo, para lo cual se contrataron las primeras “cabineras” y “cabineros” para atender a los pasajeros en vuelos tanto domésticos como internacionales.

Cabineras de Avianca
Primeras Cabineras
Foto: Avianca


Con la llegada del primer Douglas DC-4 de carga, el C-115 en octubre de ese año, se abrió la posibilidad de transportar grandes cantidades de carga en forma rápida y eficiente a las principales ciudades de Colombia y apoyar la creciente industria de importación de bienes, que se hacía posible por la fortaleza del peso colombiano en los mercados internacionales. Así fue posible la importación de artículos tan diversos como radios y electrodomésticos, como también vehículos y ganado vacuno en pie.

HK-115
HK-115, DC-4 de  AVIANCA en el aeropuerto de Techo en 1948
Foto: Archivo El Tiempo vía Jaime Escobar


Vuelo de exploración a Europa

La Gerencia de AVIANCA aprobó la realización del primer vuelo de exploración a Europa. El vuelo se llevo a cabo el 19 de Octubre de 1946 y cubrió la ruta desde Bogotá, llevando pasajeros a Madrid, Paris y Londres. El vuelo se planificó utilizando navegación astronómica, para volar desde Bogotá a Georgetown, en la Guayana Británica, luego a Belem y Natal en territorio brasileño para luego atravesar el Atlántico Medio, haciendo una escala en la Isla de Ascensión. Luego seguiría a Roberts Field en Liberia y siguiendo la costa occidental del continente africano por Dakar para llegar luego a Casablanca en Marruecos. De ahí a Madrid en España, Paris y Londres. El regreso tuvo una escala en la ciudad de Bruselas, para luego volver a Paris y Madrid y retomar la ruta de regreso haciendo escalas en los mismos aeropuertos para repostar combustible. El Capitán Jaime Duque Grisales, quien fuera el primer Jefe de Pilotos colombiano de AVIANCA, tuvo a su mando el avión que efectuó este épico vuelo.

“El Colombiano” a Estados Unidos

El 22 de enero de 1947 AVIANCA inauguró el primer servicio regular a los Estados Unidos con su vuelo Bogotá- Barranquilla-Miami con aviones DC-4 una vez a la semana. Este vuelo denominado “El Colombiano” fue posteriormente ampliado para llegar hasta la ciudad de Nueva York, y operar dos veces por semana, los miércoles y viernes. Con gran ilusión se reunían en el aeropuerto de Miami de la Calle 36, los pocos colombianos residentes en la ciudad para presenciar la llegada del DC-4 de AVIANCA, para recibir el correo y tal vez adquirir un periódico. AVIANCA inauguró una lujosa oficina en la céntrica Flagler Street, la cual se convirtió también en sitio de reunión y tertulia de la colonia colombiana. Más adelante, para septiembre de 1950 se incluyó una nueva escala en el vuelo a Nueva York, esta vez en la ciudad de Kingston en Jamaica. Los días domingos el vuelo iniciaría en Bogotá, con escalas en Barranquilla y Kingston para seguir directamente a Nueva York y regreso.

HK-136 en New York
 DC-4 de AVIANCA en el aeropuerto Idlewild en Nueva York.  Nótese a la entrada de la puerta principal el escudo conmemorativo de los Juegos Olimpicos de Melbourne de 1956
Foto: Colección de Jaime Escobar


A New York vía Kingston en DC-4 de Avianca
Aviso publicitario vuelo a Nueva York vía Kingston - Cromos Septiembre 30 de 1950


El accidente de El Tablazo

El 15 de febrero de 1947 tuvo lugar el peor accidente aéreo de la aviación comercial mundial hasta entonces, cuando el DC-4 de AVIANCA con matrícula colombiana C-114, se estrelló aparatosamente contra el cerro de El Tablazo a la entrada de la Sabana de Bogotá. El avión cumplía un vuelo regular desde Barranquilla a la capital del país con un cupo de 48 pasajeros y 4 tripulantes. El avión venía al comando del Capitán Kenneth Newton Poe y el copiloto Roy George Kaye, ambos de nacionalidad norteamericana y Aida Chufji y Carlos Rodríguez, como cabineros. Además venían a bordo pasajeros de varias nacionalidades, lo que influyó para que la noticia se conociera a nivel mundial. Este accidente sacudió a la sociedad colombiana y a las autoridades aeronáuticas y puso de presente la falta de control en el entrenamiento de los jóvenes pilotos extranjeros, que no conocían las rutas y la topografía del país. La causa del accidente se atribuyó a factores humanos. A partir de entonces, la Dirección de Aviación Civil, que hacía parte del Ministerio de Guerra, tomó consciencia para implementar un plan de control de las nacientes líneas aéreas, el mantenimiento de los aviones y más que todo el entrenamiento riguroso del personal de vuelo, tanto como de los técnicos y mecánicos de aviación. Además se implementaron los procedimientos de vuelo y se revisaron las aerovías vigentes hasta entonces. Este siniestro fue el más importante de una cadena de accidentes aéreos que tuvieron lugar en esos primeros años de la post-guerra de tremendo desorden en la aviación comercial colombiana.

Vuelos de “El Colombiano” a Europa

Con motivo de la celebración en el año 1950 del Año Santo en El Vaticano y el mundo católico, se programaron varios vuelos desde Colombia a Roma, con el fin de llevar peregrinos. Para entonces se escogió la ruta del Atlántico Norte, partiendo de Bogotá a Barranquilla, Bermuda, Islas Azores, Lisboa, Madrid y Roma. Esta ruta sería utilizada posteriormente de forma regular y se constituyó en la principal ruta internacional de la compañía. Como dato curioso, el tiquete aéreo se vendía a $2.470 pesos ida y regreso desde Barranquilla a Roma. El año de 1950 también marcó la iniciación de vuelos nocturnos en el territorio colombiano, utilizando los DC-4. Los principales aeropuertos del país habían sido dotados de luces de borde de pista para tal fin. Para finales de 1951 se recibieron los primeros Lockheed Constellation y posteriormente los Super Cosntellation, los cuales fueron reemplazando paulatinamente a los DC-4 en las rutas internacionales, especialmente en la ruta a Europa. Los DC-4 se mantuvieron como el equipo principal en las rutas regionales y nacionales por muchos años.

Vuele a Europa en DC-4 de Avianca
Aviso publicatrio vuelo a Europa - Cromos Abril 22 de 1950

 

Comentarios:

Carrito de Compras

 x 
Carro vacío

Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro boletín semanal de Noticias de Aviación y actualidad aeronáutica en Colombia, Latinoamérica y el mundo.

Iniciar Sesión