Actualidad Aeronáutica: Noticias e Información - Industria Aérea

La Fuerza Aérea Colombiana ha adoptado al águila arpía como un nuevo símbolo institucional, pero además se compromete con dos organizaciones dedicadas a la investigación y preservación de especies naturales para reducir el riesgo que corren estas aves en Colombia y apoyar el aumento de su población.

El interés del hombre por las aves despertó su curiosidad por imitarlas. Halcones, águilas, albatros o cóndores, muchas de ellas se han transformado en símbolos para instituciones y compañías aéreas. Sus alas son uno de los distintivos por excelencia para la aeronáutica y quienes se desempeñan en la industria las portan como símbolo de su relación con el aire.

 

El ámbito militar no es ajeno a esta tradición. Son muchas las naciones que cuentan con un ave en el emblema de su aviación castrense. El águila ocupa un papel preponderante en esta simbología y se puede encontrar en la imagen de las fuerzas aéreas de Rusia, Turquía, Perú, Paquistán, Reino Unido, Holanda o los Estados Unidos.

No es de extrañar entonces que Colombia también haya adoptado esta ave para que haga parte de los símbolos de su aviación militar. En el caso de la Fuerza Aérea Colombiana, es la llamada águila de gules la que está presente en el escudo de la institución –gules es un color heráldico que se representa con rojo vivo.

Esa imagen institucional se ve ahora ampliada con la llegada de una nueva especie de águila a los símbolos de la FAC; un águila que no reemplaza a aquella presente en el escudo, sino que entra a formar parte de los elementos distintivos de la institución y a alimentar con sus características los valores de los miembros que la componen.

Es el águila arpía, un ave de presa que se encumbra en los primeros lugares de su raza por su tamaño, imponencia y fortaleza. La Fuerza Aérea Colombiana ahora adopta a esta noble ave, no solo en términos intangibles como su nuevo símbolo, sino en el aspecto real y natural de su preservación como especie casi amenazada.

Águila Arpía colombianaEste es el ejemplar del águila arpía que habita en el Bioparque La Reserva, cerca a Bogotá.

El Teniente General del Aire Carlos Eduardo Bueno, Comandante de la FAC, enarboló la iniciativa de darle a la institución un símbolo más acorde a las realidades del país y que reemplazara al águila calva que se venía utilizando en varias piezas ilustrativas de la fuerza. El águila calva es un animal representativo de la aviación, pero que no se conecta con Colombia; es un ave que no habita en el país y que es identificada como símbolo de los Estados Unidos.

En Colombia sí habita el águila arpía, un ave de presa que supera en muchos aspectos al águila calva: es de mayor tamaño, sus garras son más fuertes y su aspecto imponente. Natural de la región centroamericana y de Suramérica, el águila arpía habita en bosques lluviosos.

Su nombre científico es Harpia harpyja y llega a la FAC luego de un análisis hecho por miembros de la institución: “Nos dimos cuenta que estábamos tomando como referente el águila calva americana, teniendo semejante majestuosidad de águila en Colombia que es más grande, más poderosa, más especial que el mismo águila americana; tiene una forma de actuar y de proceder que se identifica mucho con los principios y valores de la FAC”, comentó el General Bueno.

Puede llegar a tener hasta dos metros de envergadura en sus alas, más de ocho kilos de peso, y vivir casi 40 años. Pero su fortaleza es tal vez uno de sus rasgos más impresionantes; sus garras son las más grandes que se encuentran entre las aves de esta especie y podrían llegar a destrozar el brazo de un hombre en un solo movimiento. Las afiladas garras traseras pueden crecer hasta siete centímetros, mientras que las delanteras pueden llegar a tener hasta 15 centímetros de longitud

Es un animal suprepredador, es decir que no tiene predadores naturales y se ubica encima de la cadena alimenticia, solo superada por el hombre que, infortunadamente, ha reducido su número en gran medida, llevándola a estar muy amenazada.

Esa situación llevó a que la FAC adelantara acciones para que contribuyeran a mejorar la realidad de esta especie en Colombia. Es por eso que se han firmado dos importantes convenios que facilitarán el trabajo de preservación del águila arpía en el país.

El primero de ellos es con el Bioparque La Reserva, un sitio ubicado al occidente de Bogotá donde se preservan varias especies y se trabaja por su conservación. Allí vive una de las cuatro águilas arpía en cautiverio actualmente en Colombia –las otras tres están en el Aviario Nacional de Colombia en Cartagena-, un ejemplar que llegó allí luego de ser atacado por el hombre. La Fuerza Aérea Colombiana destinará recursos para el sostenimiento de esta águila con el fin de que más visitantes la puedan conocer.

El segundo fue firmado con el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt y su objetivo es aportar en la investigación para la preservación de esta especie, buscando aumentar su nivel de reproducción. La primera meta es vincular al águila arpía del Bioparque La Reserva con un macho con el fin de que tengan crías que puedan servir para aumentar la población del ave.

Firma convenio protección águila arpía con la FACFirma del convenio entre la FAC y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt. A la derecha, Hernando García, Director Encargado del Instituto.

Firma convenio protección águila arpía con la FACFirma del convenio entre la FAC y el Bioparque La Reserva. El Teniente General del Aire Carlos Eduadro Bueno, Comandante de la FAC, estrecha la mano de Iván Lozano, Director del Bioparque.

Verla en el Bioparque da la oportunidad de apreciar muchas de las cualidades que toma la FAC para institucionalizarla como símbolo. Es un ave imponente, con colores en tonos blancos y grises, muy al estilo del camuflado que emplea la Fuerza Aérea Colombiana.

Su estilo de vida en estado salvaje representa varios de los valores que la FAC resalta en sus hombres y mujeres: “Es poderosa y valiente, se enfrenta a presas de gran tamaño y puede cargar tres veces su propio peso”, explica el General Bueno, resaltando el compromiso como una de sus características: “Está dispuesta a morir para proteger su hábitat”.

El águila arpía caza a sus propias presas y no es oportunista al robar las de otros animales, lo que representa la integridad. Además, la hembra puede estar hasta tres semanas sin moverse de su nido cuidando a su pichón, demostrando lealtad y disposición.

Son esos valores los que ahora esta ave entra a encarnar dentro de la Fuerza Aérea Colombiana, valores cimentados ya dentro de la institución. La llegada del águila arpía se convierte en un nuevo impulso espiritual para los miembros de la fuerza. Durante la presentación del ave, los comandantes de las distintas áreas de la FAC tuvieron el encargo directo de parte del Comandante de transmitir estos nuevos valores a las unidades que dirigen y divulgar el espíritu que ahora se adopta.

No se trata, sin embargo, de un ave completamente nueva para la Fuerza Aérea Colombiana; el helicóptero Sikorsky AH-60 Arpía, un arma de guerra que fue desarrollada en Colombia y se ha consolidado como uno de los activos más importantes del país para luchar contra sus enemigos, fue llamado así en honor a esta ave.

A diferencia de su connotación posiblemente negativa dentro de la mitología griega, en la que las arpías eran seres con cuerpo de ave, rostro de mujer y orejas de oso que robaban la comida y la corrompían; el águila arpía colombiana que adopta la FAC es un animal majestuoso, imponente y orgulloso. En palabras del Comandante de la FAC: “El águila arpía será desde ahora nuestro espíritu institucional”.

Presentación del águila arpía como símbolo de la FACDurante la actividad de presentación del águila arpía como símbolo de la FAC, se realizó una exhibición de cetrería. El Mayor General del Aire Luis Ignacio Barón, Segundo Comandante y Jefe de Estado Mayor de la FAC, sostiene un cernícalo.

Presentación del águila arpía como símbolo de la FACEsta es un águila de páramo preservada en el Bioparque La Reserva.

Presentación del águila arpía como símbolo de la FACEl Teniente General del Aire Carlos Bueno, Comandante de la FAC, sostiene un águila de páramo.

Presentación del águila arpía como símbolo de la FACEl Comandante de la FAC, rodeado de un grupo de oficiales de la institución.


Suscríbete a nuestro newsletter semanal gratuito y mantente al día con la actualidad aeronáutica del mundo y la región.

Tienda Aeronáutica - Productos Destacados

Llavero de Piloto - Comandante

Llavero de Piloto - Comandante

Llavero de Piloto - "Pilot" Comandante Técnica de marca: Bordad..

$32,000

Foto o Retablo Avión Airbus 350XWB F-WWCF En vuelo durante FIDAE 2016

Foto o Retablo Avión Airbus 350XWB F-WWCF En vuelo durante FIDAE 2016

Foto / Retablo de Colección - Ideal para decoración del hogar..

$20,000

Léenos en Android o iOS


Agréganos a tu lector de noticias en tu dispositivo móvil Android o iOS.

Disponible en Google Play

Feeds RSS Aviacol.net


Suscríbete a nuestros Feeds RSS de noticias y contenido de interés

Fotos Destacadas

  • FIDAE 2016
  • The X Generation
  • Sun´n Fun 2014
  • Demostración aérea de la Aviación del Ejército Nacional de Colombia